SALUD

¿Es posible ser madre cuando se tiene Esclerosis Múltiple?

esclerosismultiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica e inflamatoria que afecta el Sistema Nervioso Central; es tres veces más frecuente en mujeres que en hombres2 y comúnmente, aparece entre los 20 y 40 años.3 Debido a que se diagnostica a una edad, en que muchas mujeres están pensando en formar una familia,4 es normal, tener dudas respecto al impacto del embarazo y los efectos que podría causar en el recién nacido. Por lo anterior, los expertos de Merck Group, muestran los resultados recopilados con el uso de la terapia interferón beta (IFN β).

La terapia con interferón beta (IFN β), incluida Rebif® NF ha sido probada por más de 20 años y a la fecha se han recopilado datos de registros y experiencia que brindan a los pacientes y a los médicos la confianza para considerar interferón beta (IFN β) en el contexto de planificación familiar.

Más de 1,000 resultados de embarazos y datos de registros post-comercialización indican que no existe un aumento en el riesgo de anomalías congénitas importantes tras la exposición a interferón beta (IFN β) antes de la concepción o tras la exposición durante el primer trimestre de embarazo.* Además, se destaca que, si es clínicamente necesario, se puede continuar con el uso de Rebif® NF, durante el segundo y tercer trimestre** (con información limitada)5, según las indicaciones del médico tratante.

Por esta razón, el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), aprobó el uso de Rebif® NF en embarazo y lactancia, para que los médicos puedan tratar a las mujeres con Esclerosis Múltiple recurrente con dicho compuesto, sin mayores riesgos.6

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social ha aprobado Rebif® NF para uso durante el embarazo y la lactancia7, otra área importante para las madres con Esclerosis Múltiple que deseen amamantar. Esto, debido a que los niveles de interferón beta (IFN β) 1-a, excretados en la leche materna son insignificantes, por lo que, no se anticipan efectos nocivos en el recién nacido o lactante.

Ante el tema, la Doctora Verónica Hernández, Directora Médica de Merck, comenta, “En Merck, estamos comprometidos con mejorar la atención al paciente con EM, a través de opciones terapéuticas que den respuesta a las necesidades no satisfechas en esta enfermedad; sabemos que la Esclerosis Múltiple es uno de los trastornos neurológicos más comunes en el mundo, que afecta principalmente a las mujeres”.

La aprobación para uso durante embarazo de interferón beta (IFN β) es de vital importancia porque ahora los médicos tienen opciones para tratar a las mujeres con Esclerosis Múltiple recurrente al comienzo del embarazo y si es clínicamente necesario durante el embarazo y la lactancia.

En síntesis, para las mujeres con Esclerosis Múltiple existen opciones terapéuticas que les permiten vivir un embarazo, así como considerar la lactancia. No se debe olvidar el rol del neurólogo en el proceso de planificación del embarazo, para determinar en conjunto cuál es la mejor opción terapéutica por seguir

 

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu