Un abordaje integral para la defraudación y contrabando aduanero

En entrevista con Alejo Campos de Crime Stoppers, Werner Ovalle, Intendente de Aduanas de Guatemala, habló sobre la contribución de la Ley Modelo, las acciones de la Organización Mundial de Aduanas y los desafíos que enfrentan las aduanas hoy en día.

“Es una iniciativa que viene a darle un abordaje integral a los esfuerzos que los países estamos queriendo dar a la lucha contra la defraudación y el contrabando aduanero”, afirmó Werner Ovalle, Intendente de Aduanas de Guatemala, en diálogo con Alejo Campos, Director Regional de Crime Stoppers, -en una nota publicada por LAAPIP Talks- sobre la contribución que la Ley Modelo puede hacer a las leyes nacionales en materia aduanera y especialmente en contra de la lucha del comercio ilícito y defraudación aduanera.

Ovalle agregó que se “está promoviendo que exista mayor cooperación y coordinación entre las instituciones en el plano nacional, pero por otro lado también a generar mecanismos de coordinación con los diferentes sectores que están afectados por esta dinámica, por estos ilícitos”.

Destacó además, el generar espacios de coordinación con otros actores de otros países, lo que precisamente genera la Ley del Parlatino, y la importancia del involucramiento del sector privado.

En este sentido, la Organización Mundial de Aduanas promueve lo que es el Marco Seis con el objetivo, entre otros, de fortalecer la cooperación público-privada.

Según explicó Werer Ovalle, el Marco Seis cuenta de tres pilares:

  1. El primer pilar es la cooperación Aduana-Aduana: “Intercambio de buenas prácticas entre los servicios aduaneros, para tener los impactos y poder identificar todo aquel comercio ilícito que nos está afectando a todos”.
  • El segundo pilar es la cooperación Aduana-Sector privado: “Generar mesas de trabajo y coordinación con todos los actores de la cadena logística. En Guatemala, desde el año 2016 contamos con una mesa de diálogo y cooperación público-privado para temas aduaneros donde hemos establecido ejes de trabajo en común, para generar las mejoras que todos los actores necesitamos para que el comercio legal pueda fluir”.
  • El tercer pilar es la cooperación Aduana con otros servicios en frontera: “La importancia de involucrar a las policías y a otras instituciones para detectar este tema de ilícitos que en el caso del contrabando es algo que nos afecta”.

“Uno de los principales desafíos es atender el tema del contrabando y defraudación no como un tema que le compete solamente a los servicios aduaneros, sino tomarlo como una estrategia de estado”, concluyó Werner Ovalle.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu