Ecosistema HarmonyOS de Huawei con código abierto

Construir un ecosistema HarmonyOS no es algo que Huawei pueda hacer solo.

En la Conferencia de Desarrolladores de Huawei (HDC) de 2020, el protagonista fue HarmonyOS 2.0. Fue en este evento donde se convirtió oficialmente en código abierto, lo que significa que el sistema operativo interno de Huawei había pisado por fin el escenario para ser probado por otros.

Sin embargo, todavía hay muchos conceptos erróneos sobre HarmonyOS. Por ejemplo, hay quien piensa que es un sustituto de Android lanzado a toda prisa que Huawei lanzó en respuesta a las sanciones de Estados Unidos. Sin embargo, en el HDC del año pasado, Huawei expuso una visión mucho más interesante de lo que podría ser.

No se habló como un sistema operativo para smartphones, sino como un sistema que funcionaría en varios dispositivos inteligentes, proporcionándoles una lengua franca que podrían utilizar para comunicarse y compartir información entre ellos. Más interesante aún es que Huawei espera que muchos de estos dispositivos no sean de Huawei. La empresa tiene la intención de asociarse con otros fabricantes para crear conjuntamente un ecosistema para todos los escenarios.

En la conferencia Lakeside Talk celebrada el 11 de septiembre de 2020, Wang Chenglu, presidente del Departamento de Ingeniería de Software de Huawei Consumer Business Group (BG), explicó detalladamente cómo Huawei crearía un ecosistema basado en Harmony 2.0 con sus socios.

“HarmonyOS no es un sistema operativo para un solo tipo de dispositivos, sino que admite una gama diversa de ellos”, explicó Wang Chenglu en su discurso de apertura. En sus palabras, el ecosistema ofrece a los desarrolladores la posibilidad de ir más allá de la limitación de los teléfonos móviles, y esto se consigue actualizando tres tecnologías básicas: el bus virtual distribuido, la gestión de datos y la seguridad distribuidas.

El bus virtual distribuido es la base de toda la tecnología HarmonyOS. Wang Chenglu afirmó que, en comparación con la versión 1.0, la capacidad del bus virtual de la 2.0 ha mejorado cualitativamente, con avances sustanciales principalmente en la latencia, la convergencia total y la capacidad de adaptación. El bus virtual distribuido es ahora, a todos los efectos, casi tan bueno como un bus físico.

Los contenidos, las aplicaciones y los casos de uso son el alma del ecosistema. Huawei está intentando facilitar el desarrollo del ecosistema ayudando a los proveedores de hardware y a los desarrolladores de aplicaciones a prosperar en este ecosistema.

Cuando HarmonyOS llegue a los teléfonos móviles en algún momento de este año, significará que los teléfonos dejarán de ser dispositivos aislados. En su lugar, podrán conectarse sin problemas y compartir capacidades con varios dispositivos en el hogar. La dirección está clara. Sin embargo, como señaló Wang Huiwen, cofundador de la empresa de reparto de comida basada en una app, Meituan, construir un ecosistema no es menos difícil que construir una bomba atómica. Solo se puede formar un ciclo positivo cuando se movilizan los diferentes actores en la fase anterior y posterior y cada parte puede obtener beneficios. Sin embargo, a pesar de los retos que se

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu