Edificios centrados en la salud de las personas

Espacios adaptados a la salud humana, incluyendo el bienestar físico, emocional, intelectual, espiritual, ocupacional, ambiental y social.

El 92% de las empresas inmobiliarias planean mantener o aumentar las inversiones en tecnología que propicia el bienestar de las personas que habitan los espacios.

En el contexto que vivimos, la salud de los ocupantes de los edificios se ha vuelto cada vez más importante para los dueños y administradores de los inmuebles.

“Los edificios saludables no se limitan a la ausencia de enfermedad, como virus o bacterias, sino que abarcan todas las facetas de la salud humana, incluyendo el bienestar físico, emocional, intelectual, espiritual, ocupacional, ambiental y social. Este concepto ya existía antes del Covid-19 y gracias a él ha tomado mayor relevancia”, comentó Michael Ramírez, gerente de Desarrollo de Negocios de Schneider Electric Centroamérica.

Aunque la crisis trajo muchos desafíos, también aceleró la transición a entornos de trabajo más saludables e inteligentes. Hoy, los edificios reflejan la importancia a corto y largo plazo del bienestar de los ocupantes, los espacios de gestión, así como control y eficiencia operativa. 

Según el estudio “Garantizar la salud de los ocupantes: Conclusiones e ideas clave del estudio global de 21 edificios de oficinas”  Schneider Electric reveló que:

  • La mayoría de los administradores de edificios no saben obtener información sobre la calidad del aire, en especial de una manera que permita tomar decisiones.
  • Existe tecnología para proporcionar información sobre la temperatura, el CO2, compuestos orgánicos volátiles, la humedad, el sonido y la luz, y puede correlacionarse estrechamente con un espacio específico.
  • Los administradores de edificios que cuentan con estos datos ajustan la gestión del ambiente y, como resultado, las quejas disminuyen y aumenta la satisfacción de los colaboradores e inquilinos.
  • Es posible usar la información de sensores de IoT sobre salud para controlar automáticamente el edificio.

Según las “Perspectivas inmobiliarias comerciales 2021” de Deloite el 92% de las empresas inmobiliarias planean mantener o aumentar las inversiones en tecnología. Esto se debe a que, mediante la integración de una infraestructura digitalizada con aplicaciones inteligentes, análisis basados en la nube y servicios expertos, los equipos de construcción ahora tienen las herramientas para optimizar el ambiente, control de accesos, trazabilidad de visitas y optimizar la eficiencia operativa.

“Bajo la “Nueva normalidad”, las organizaciones deben proporcionar un ambiente interior que sea saludable y que mantenga a la gente informada. Al mismo tiempo, las empresas necesitan ser productivas y sostenibles, mientras que las operaciones sean gestionadas de manera eficiente” agregó Ramírez.

¿Qué tener en cuenta en un Edificio sano?

  • El bienestar de los ocupantes: es importante la implementación de aplicaciones inteligentes que recopilen datos de sensores de forma continua para controlar la salud de cada zona del entorno interior en cuestiones de ventilación, aire, humedad. Estos datos hacen posible que el sistema de gestión del edificio ajuste la configuración según sea necesario.
  • Administración del espacio:  las empresas deben cumplir con las nuevas reglas de distanciamiento seguro, así como para que las personas puedan trabajar de manera eficiente. Los sensores de ocupación pueden rastrear cuántas personas hay en un área determinada por lo que los umbrales de ocupación se pueden establecer y usar para controlar el acceso a pisos, habitaciones o áreas comunes como una cafetería. Los datos de patrones de uso en espacios también pueden ayudar a optimizar los diseños de oficinas y ajustar las políticas provisionales para el uso de áreas específicas.
  • Compromiso de los ocupantes: es importante contar con una forma eficaz de comunicar cómo se puede utilizar los espacios. Las aplicaciones móviles pueden ayudar a mantener informadas a las personas sobre las actualizaciones de la empresa y la información sobre el uso o los cambios del espacio de trabajo.  Esta misma tecnología inteligente también puede brindar a los ocupantes acceso a herramientas digitales para, por ejemplo, encontrar estacionamiento, reservar una sala de reuniones o aprender sobre eventos comunitarios, así como espacios ocupados y distanciamiento.
  • Eficiencia operativa del edificio: si bien la seguridad de los ocupantes es una prioridad máxima, también es importante mantener la eficiencia operativa y del edificio. Una vez más, la tecnología conectada puede ayudar en áreas como la eficiencia del personal de las instalaciones, por ejemplo, reduciendo el número de visitas al sitio o controlando la cantidad de personas en salas. Además, por medio de la automatización de la iluminación, puertas, ventilación se generan ahorros en costos energéticos y se reduce el impacto ambiental. Finalmente, el monitoreo remoto y la detección automática de fallas pueden reducir la necesidad de controles de mantenimiento preventivo.

Schneider Electric, consciente del impacto del bienestar de los ocupantes en los edificios, ha desarrollado diversas soluciones para abordar estos desafíos. EcoStruxure Building Operation y EcoStruxure Building Advisor son herramientas que permiten gestionar calefacción, ventilación y aire acondicionado, seguridad contra incendios y control de iluminación (entre otros sistemas de construcción), proporcionan análisis de bienestar avanzados, como monitoreo proactivo de los niveles de CO2, temperatura, humedad, ruido, luz, etc.

“Estas soluciones ayudan a cumplir con los últimos estándares de calidad y seguridad. Finalmente, lo que es más importante, es crear un ambiente de trabajo y vida saludable para los ocupantes de los edificios”, concluyó Ramírez.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu