Índice de Medicina Personalizada

FutureProofing Healthcare lanza el primer Índice de Medicina Personalizada de América Latina.

El Índice de Medicina Personalizada permite a los países y las regiones hacer comparaciones para identificar y exhibir las mejores prácticas, compartir aprendizajes y avanzar con mayor rapidez hacia la medicina personalizada basada en datos y en evidencia del mundo real.

En América Latina, el índice reveló amplias disparidades entre los países en relación con su nivel de preparación para adoptar la medicina personalizada. Chile, Uruguay y Costa Rica se destacan en los cuatro pilares del índice: información de salud, servicios de salud, tecnologías personalizadas y contexto de las políticas.

Nunca antes ha sido tan urgente e importante fortalecer y preparar a los sistemas de salud para el futuro, y la optimización de las capacidades existentes de medicina personalizada y digital es un factor clave para lograrlo. 

FutureProofing Healthcare anunció hoy los resultados de su Índice de Medicina Personalizada de América Latina, el primer recurso de este tipo en brindar un panorama único del estado actual de diez sistemas de salud de la región. Los resultados del índice revelan avances en todos los países en términos de prestación de servicios de medicina personalizada, si bien algunos países están más cerca que otros de alcanzar este objetivo. FutureProofing Healthcare es una iniciativa internacional, respaldada por Roche, y ha sido diseñada por expertos independientes para promover conversaciones en torno a las intervenciones necesarias para preparar a los sistemas de salud para el futuro.

Los sistemas de salud en América Latina han estado sometidos a una fuerte presión debido al envejecimiento de la población, una mayor prevalencia de enfermedades crónicas, problemas de infraestructura, fragmentación de los servicios y escasez de recursos, todo ello exacerbado por la pandemia de COVID-19. Todo esto ha destacado la importancia de hacer un mejor uso de nuestros recursos sanitarios actuales y mejorar el acceso a servicios de salud de calidad. Los sistemas de salud resilientes y preparados para el futuro tienen el potencial de mejorar la vida de millones de personas y respaldar el avance hacia el cumplimiento de los objetivos de la sociedad, como un sistema de salud equitativo y sostenible para todos.

El Índice de Medicina Personalizada es una herramienta diseñada para ayudar en la creación de parámetros e información útil a fin de impulsar la planificación de los sistemas de salud y brindar una comparación transparente de la preparación de cada país para satisfacer las necesidades de atención médica actuales y futuras. Es un recurso para empoderar a los formuladores de políticas, a los médicos, a las organizaciones de pacientes y a cualquier persona interesada en la salud para identificar buenas prácticas y trabajar en equipo para impulsar la evolución de los sistemas de salud y transformarlos en sistemas personalizados, basados en datos y sostenibles de cara al futuro. La medicina personalizada, que es sinónimo de medicina basada en datos, tiene el potencial de desbloquear una cantidad inaudita de beneficios para los pacientes y la sociedad.

“Los sistemas de salud de América Latina están desgastados, y hay una clara necesidad de repensar la forma en que abordamos la atención médica desde un enfoque basado en datos. Contar con acceso a grandes conjuntos de datos de salud de diversas fuentes puede brindar perspectivas poderosas que nos permitan identificar patrones de enfermedad en las poblaciones, prevenir o controlar mejor las enfermedades y, en última instancia, administrar mejor los recursos y crear sistemas de salud más sostenibles y equitativos”, manifestó el Dr. Rubén Torres, ex superintendente de Servicios de Salud de Argentina.

El Índice de Medicina personalizada está compuesto por 33 medidas divididas en cuatro categorías llamadas pilares, que miden el avance de la atención médica hacia un estándar más personalizado, digital y basado en datos. Los cuatro pilares son información de salud, tecnologías personalizadas, contexto político y servicios de salud.

El índice evalúa los sistemas de salud de diez países de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay. Chile, Costa Rica y Uruguay lideran el índice general. Los principales hallazgos relacionados con los pilares del índice incluyen:

  • Información de salud: si bien algunos países están bien posicionados, las puntuaciones bajas se deben a una falta de infraestructura de datos y la ausencia de una estrategia nacional de historias clínicas electrónicas (HCE). Será fundamental mejorar el uso compartido de datos y los mecanismos de protección a nivel regional, ya que la diferencia de legislación entre los países genera un entorno difícil de navegar.
  • Tecnologías personalizadas: existen amplias disparidades entre los países en esta área, en especial en torno al uso de tecnologías vestibles y la penetración de la telemedicina en los hospitales, con Chile ubicada a la vanguardia.
  • Contexto de las políticas: se observan disparidades evidentes en relación con el acceso a Internet, la educación digital y el acceso de las pequeñas y medianas empresas a financiamiento a través del sector financiero, lo que dificulta el progreso y la promoción de políticas relacionadas con la salud digital. Sin embargo, Uruguay presenta una puntuación alta en esta categoría, lo que constituye un punto positivo para la región en torno a políticas de digitalización.
  • Servicios de salud: se registraron puntuaciones bajas a nivel general en toda la región, y todos los países están atrasados en términos de inversión en I+D para mejorar la calidad y la prestación de servicios de atención médica. Chile obtuvo la mayor puntuación en esta categoría gracias a su implementación efectiva de sistemas de respaldo de decisiones en materia de salud, como tecnologías de salud móvil.

“Los hallazgos del Índice de Medicina Personalizada de América Latina destacan los logros y oportunidades de los países en su recorrido hacia una medicina personalizada y basada en datos. Nuestro objetivo con este índice es ofrecer un marco para identificar y amplificar las mejores prácticas y promover un enfoque integrado para crear sistemas de salud resilientes hoy y en el futuro. Estamos orgullosos de nuestra asociación con los principales expertos en políticas sanitarias para presentar esta visión detallada de nuestros sistemas de salud y esperamos que siga promoviendo la colaboración entre los diferentes actores de la industria de la salud para transformar a la medicina personalizada en una realidad en América Latina”, dijo la Dra. María Clara Horsburgh, directora de Asuntos Médicos en Roche Centroamérica y Caribe.

FutureProofing Healthcare reúne los elementos centrales de la visión de Roche de un mejor futuro para la salud, que incluyen la innovación en los tratamientos, los avances tecnológicos, la comprensión de la biología humana y la capacidad de analizar los datos para transformar en realidad la promesa de medicina personalizada en toda América Latina. El índice se desarrolló en colaboración con expertos independientes de organizaciones de pacientes, sistemas de salud, grupos de expertos y académicos para ayudar a los países a mejorar el acceso de los pacientes a la medicina personalizada al ofrecer modelos y ejemplos que pueden adoptar y seguir.

El lanzamiento del índice en América Latina es una parte integral de la iniciativa global de Roche, que ha lanzado el índice con éxito en otras regiones como APAC y Europa, en el marco de su compromiso por mantener sus esfuerzos para crear sistemas de salud preparados para el futuro en la región y en otras partes del mundo.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu