Comercio electrónico y ciberseguridad, ¿qué hay que saber?

Desde que inició la pandemia se incrementó considerablemente el tiempo dedicado al uso de dispositivos conectados a internet. Este fenómeno provocó un aumento en las compras en línea, como nunca antes se había visto.

El comercio electrónico fue uno de los rubros que más creció durante estos últimos años de pandemia. Muchas empresas tuvieron que adaptarse para mantener su negocio, y encontraron en la venta en línea una forma para poder hacerlo. Sin embargo, cubrir este sentido de urgencia sin otorgar suficiente importancia a la ciberseguridad, podría ser un riesgo que llegue a comprometer todo el negocio.

Según datos de una encuesta realizada por ESET, el 83% de los usuarios dijo que el apuro por adaptarse a las ventas online vino acompañado por un mayor riesgo para la seguridad de los usuarios. Asimismo, el 76% de los encuestados considera que la filtración de datos personales de los clientes es el principal peligro que enfrentan los usuarios al realizar compras en línea.

Lamentablemente, los delincuentes también estuvieron atentos a este fenómeno y los casos de fraude, mediante estrategias como el uso de anuncios falsos en redes sociales, campañas de phishing, perfiles falsos en plataformas de comercio electrónico o ataques de web skimming, que es el robo de información de pago directamente desde el navegador. Los cibercriminales buscan robar dinero, los datos de tarjetas de crédito, contraseñas u otro tipo de información personal.  Las estafas y ataques en torno a las compras en línea se dan tanto en grandes plataformas, como también en tiendas más pequeñas creadas por empresas y emprendedores.

Teniendo en cuenta este escenario donde el comercio electrónico está siendo una opción cada vez más elegida, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, brinda recomendaciones para mantenerse seguro a la hora de realizar compras en línea.

•        Realizar compras en comercios o marcas con reputación comprobable, y buscar opiniones de clientes siempre que sea posible.

•        Corroborar que los mensajes de las marcas o compañías sean reales, es importante tener en cuenta que puede ser un caso de phishing, o comunicaciones fraudulentas en donde los cibercriminales buscan robar credenciales variadas, dinero o instalar archivos maliciosos en el equipo.

•        Utilizar los sitios y/o redes sociales oficiales de los comercios para realizar las compras. Uno de los ataques más comunes es el robo de dinero o información mediante sitios falsos, suplantando la identidad de compañías populares.

•        Comprobar que el sitio en donde se opere cuente con cifrado en sus comunicaciones. Esto significa que, a la hora de transferir datos, no sean legibles por quienes puedan llegar a interceptar la conexión. Para ello, la URL del sitio debe comenzar con “https://” o contar con el famoso candado a la izquierda del mismo.

•        Utilizar contraseñas fuertes y únicas, evitando utilizar claves que ya han sido empleadas para acceder a otras cuentas o servicios online.

•        Comprobar que el sitio en donde se opere cuente con cifrado en sus comunicaciones. Esto significa que, a la hora de transferir datos, no sean legibles por quienes puedan llegar a interceptar la conexión. Para ello, la URL del sitio debe comenzar con “https://” o contar con el famoso candado a la izquierda del mismo.

•        Evitar el uso de redes Wi-Fi públicas, como las de centros comerciales o aeropuertos, para realizar alguna compra en línea. Este tipo de conexiones no son recomendadas para ingresar datos sensibles tales como credenciales bancarias o números de tarjetas de crédito.

•        Contar con una solución de seguridad confiable en sus dispositivos, que le permita tener una capa de seguridad extra para realizar compras por internet.

“Las compras a través de aplicaciones o sitios de comercio electrónico han llegado para quedarse, ya que han demostrado grandes ventajas. Permite a los vendedores alcanzar un mayor número de clientes y a los usuarios la comodidad de hacer sus compras sin la necesidad de moverse hasta una tienda. Es necesario que tanto los comercios como los usuarios comprendan los riesgos que existen y de esta forma sean más conscientes de su seguridad y la información que comparten en la red”, resalta Marielos Rosa, gerente de Operaciones de ESET Centroamérica.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu