Tips para cuidar el agua desde tu hogar

A pesar de los muchos esfuerzos por explorar y encontrar agua fuera de nuestro planeta está comprobado, por ejemplo, que en Marte solo existe el 0.01% de agua en la atmósfera del planeta rojo, lo que hace imposible su colonización.

Por ello, debemos cuidar el agua que tenemos en la Tierra porque —al menos por el momento— es el único lugar habitable para la especie humana.

El agua es un recurso vital y es inevitable utilizarlo en nuestro día a día, incluso se ocupa para fabricar muchos de los productos que vemos a diario. Sabemos que para realizar tareas cotidianas se requiere agua. Por ejemplo, para obtener un kilo de aguacate se requieren 2,000 litros de agua, para un kilo de mango 1,600 litros y para un kilo de chile, 287 litros. Si nos vamos a la industria del vestido y calzado, las cantidades aumentan: para fabricar una blusa es inevitable usar 2,800 litros de agua; 7,000 litros para un pantalón de mezclilla; 2,200 litros para producir un cinturón de piel, y 14,500 litros para unas botas de piel. Incluso en artículos, que no imaginabas que requieren agua para su producción como los neumáticos, el uso es inevitable. Simplemente para producir cuatro neumáticos se usan 9,400 litros de agua.

El agua está presente en cada proceso, en cada actividad y cada tarea cotidiana, por ello es importante ser conscientes de su uso y de que debemos emprender una misión para ahorrarla. Podemos empezar desde casa con pequeñas acciones. Por ejemplo:

1.        Elige dispositivos ahorradores en regaderas y sanitarios. Actualmente existen regaderas que reducen el 50% el consumo de agua y que funcionan con la mínima presión de un tinaco. También hay sanitarios que descargan entre 3 y 4 litros contra los tradicionales que son entre 6 y 7 litros por descarga.

2.        Reutiliza cubetas de agua que recolectes de la lluvia o en la ducha. Si bien esa agua no es 100% potable te puede ayudar a realizar tareas del hogar, como hacer limpieza general, descargas en el inodoro, lavado de ventanas, entre otras acciones más.

3.        Usa jabones y detergentes biodegradables para lavar. Esta pequeña acción puede reducir la contaminación del agua que va a los drenajes. De igual forma, ayuda a que puedas reusar el agua residual si la recolectas en la limpieza de casa.

4.        Utiliza electrodomésticos que consuman menos agua. Actualmente existen productos que pueden minimizar el consumo de agua. Por ejemplo, con las lavadoras Whirlpool Xpert System puedes ahorrar hasta 87400 litros de agua al año. Con las Lavadoras HE ahorras hasta 85 litros en cada ciclo de lavado, equivalente a más de 35.000 litros de agua al año. Si usas el lavavajillas puedes reducir hasta 4 veces el uso de agua versus un lavado convencional.

5.        En tu limpieza personal, reduce el consumo de agua. Puedes tomar duchas rápidas de 5 a 10 minutos máximo, usar solo un vaso de agua para lavar tus dientes, lavar tu rostro o afeitarte, en lugar de dejar abierta la llave.

Como Whirlpool tú también puedes comprometerte a cuidar el agua en tus acciones cotidianas, porque es imposible dejar de utilizarla para nuestras necesidades, pero con estas medidas es posible controlar su consumo. ¿Quieres conocer más y unirte al cuidado del agua? Visita http://www.misionagua.whirlpool-latam.com/  y sé parte de la Misión junto con Whirlpool, porque cada detalle y cada litro, cuentan.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu