Día internacional de la conservación del suelo

Visibilizando el impacto de la erosión de este recurso, en el Día Internacional de la conservación del suelo a celebrarse el próximo 7 de julio, se reconoce la importancia de la tierra en el equilibrio ambiental.

En las palabras del científico Hugh Hammond Bennet: “El suelo productivo es el fundamento de la agricultura perdurable sin la cual no puede haber prosperidad ni progreso”, una afirmación que sigue vigente y en el Dia Internacional de la conservación del suelo se hace un recorrido sobre la importancia que tiene este recurso para la supervivencia humana.

Esta celebración que se constituyó hace 59 años en honor a Hugh Hammond Bennett, resalta los beneficios de operar adecuadamente los suelos, en el que comprende un sistema complejo con numerosos procesos químicos, físicos y biológicos. Existen muchas causas que degradan las condiciones de los suelos, la erosión es una de las principales.

La erosión del suelo es el proceso de desgaste de la superficie terrestre, este puede ser ocasionado por acciones geológicas como las corrientes de agua, climáticas por lluvia o viento y por acciones del ser humano como la agricultura, deforestación, entre otros. La expansión de las ciudades que carecen de construcciones autosuficientes puede profundizar la problemática.

“Uno de los grandes retos actuales es cómo construimos ciudades resilientes al clima, y en efecto esto incluye las acciones que realicemos en materia de protección del suelo, puesto que las acciones que hagamos cómo humanidad pueden exponer a una mayor o menor erosión”, comparte Jorge Jean, Director de Marketing de Amanco Wavin México y Centroamérica.

El directivo de Amanco Wavin señala que hablar de ciudades autosuficientes considera análisis de impacto ambiental, y planifica construcciones resilientes “cuentan con fuentes de energía renovable, reducción de gases contaminantes, tratamiento de residuos. Además de uso de materiales durante la construcción que sean más eficientes en el manejo de los recursos naturales”.

La erosión del suelo puede darse por erosión natural, como el paso de flujo de agua, por el aire o por gravedad como caídas de rocas. Y también por erosión antrópica que es la ocasionada por las actividades humanas, entre las principales se encuentra la agricultura, la deforestación, crianza de ganado, construcciones de rutas o ampliación de zonas urbanas.

Todas las actividades mencionadas son necesarias para la subsistencia, pero cuando se realiza sin considerar el recurso del suelo puede ocasionar daños irreparables, puesto que para que se forme un centímetro de suelo se requeriría hasta 1,000 años, según un estudio presentado por la FAO. La gestión sostenible del suelo permitiría producir hasta un 58% más de alimentos, algo relevante cuando se proyecta que para el 2050 la producción agrícola deberá aumentar en un 60 por ciento a nivel mundial.

Si bien, la problemática en el país se ha profundizado en gran medida por las acciones agrícolas donde un estudio liderado por la Universidad San Carlos de Guatemala  reflejaba que entre 149 a 150 toneladas métricas de suelo cultivable se perdían cada año. Es importante que cada actividad vinculada realice acciones en búsqueda de la conservación del suelo.

En materia de construcción, Amanco Wavin contribuye con Geosintéticos, una tecnología que por su configuración y resistencia genera grandes beneficios, puesto que cuidan el suelo ayudando a la vegetación a establecerse en zonas donde por sí sola no es capaz,  protegen zonas adyacentes impidiendo procesos de socavación, entre otros. “La reconstrucción de taludes, canales y márgenes de ríos, provoca inversiones considerables. Los Geosintéticos contrarrestan este fenómeno con el fin de revegetar y disminuir el desprendimiento, transporte y depósito del suelo”, agrega Jean.

Uno de los proyectos recientes con Geosintéticos fue el realizado en Rio Hondo Zacapa, departamento de Guatemala. Con Geotextil no tejido NT2000 se logró proteger la retención de finos en bordas en la ampliación de piscinas para tilapias, esto para que cuando el muro enrocado entre en contacto con el agua no tenga perdida de condición. La conformación de taludes artificiales en las bordas con el muro de enrocado aporta mayor vida útil y protección a las mismas.

Un caso exitoso de este tipo de innovación se trabajó en El Salvador en el proyecto Las cañas, donde se tenían frecuentes deslizamientos, en ella se instaló TRM5000 para la retención de finos de la tierra orgánica y combinándolo con vegetación (vetiver) que forma densas barreras cuando se siembran las plantas en proximidad entre sí y constituye un eficaz dispersor de agua, una barrera de desvío y un filtro de sedimentos, aportando importantes beneficios conteniendo el suelo de los taludes y evitando la erosión.

“En Amanco Wavin tenemos el firme propósito de construir entornos saludables y sostenibles, para dejar huella positiva en las vidas que impactamos, esto nos incentiva a buscar nuevas formas de mejorar la calidad de vida, con el desarrollo de biotecnologías que minimizan el impacto ambiental, mejoran el proceso de ejecución, poseen mayor durabilidad de las construcciones y por ende hacen más eficiente las inversiones a largo plazo”, concluye Jorge Jean, Director de Marketing de Amanco Wavin México y Centroamérica.

Deja tu comentario!

Mobile Sliding Menu